Saber conducir no lo es todo a la hora de tener un carro. Hacerlo correctamente puede significar una gran diferencia si lo que quieres es prolongar su vida útil.