Según registros de las secretarías de Movilidad de Medellín y Envigado, en el Valle de Aburrá en estos momentos circulan más de 500 autos autorizados para tener un grado de blindaje NIVEL III o superior , para los cuales se requiere un permiso -o resolución- otorgado por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada.

La Secretaría de Movilidad de Medellín ha manifestado que en su despacho se han matriculado 449 carros blindados, 19 de los cuales son vehículos oficiales.

Por su parte, la Secretaría de Movilidad del municipio de Envigado estima que en su ciudad se encuentran inscritos un total de 176 vehículos.

Para blindar un carro, cuyo nivel de blindaje sobrepase el NIVEL I, es necesario solicitar un permiso de modificación de la tarjeta de propiedad por parte de la oficina de tránsito donde el vehículo se encuentre matriculado.

Liliana Aramburo Gerente de Blintech Security, una de las empresas líderes en blindaje de vehículos en Medellín, afirma que entre los años 2014 y 2017 se han blindado más de 150 vehículos.

 

TE RECOMENDAMOS: 10 consejos de seguridad para manejar tu vehículo blindado

«En Blintech Security nos esforzamos diariamente por ofrecer alternativas de protección para nuestros clientes. Por eso diseñamos un producto que pueda adaptarse fácilmente a su economía sin poner en riesgo -en ningún momento- su seguridad»

Estas declaraciones se realizaron en el marco del lanzamiento de su nuevo producto conocido como BLINDAJE ANTI-ATRACO, éste corresponde -dentro de los estándares internacionales- con el primer nivel de blindaje, del cual Blintech Security es en la actualidad el único proveedor para Colombia.

«Las ventajas que tiene el BLINDAJE ANTI-ATRACO consisten en garantizar la seguridad de los ocupantes del vehículo que se blinda sin incrementar excesivamente su peso y mucho menos sus costos. Estos son dos de los mitos más grandes que existen frente al tema del blindaje, y son también los «miedos» que más comparten quienes se acercan a nosotros para blindar sus carros» declaró.

«Aunque muchas personas todavía consideran que el blindaje es un asunto exclusivo para políticos, ejecutivos de grandes empresas o personas del ámbito de la farándula, estas creencias se vienen desmitificando a medida que el blindaje automotriz se ha convertido últimamente en un plus importante para garantizar la protección y la seguridad»

«En Blintech Security nos esforzamos diariamente por ofrecer alternativas de protección para nuestros clientes. Por eso diseñamos un producto que pueda adaptarse fácilmente a su economía sin poner en riesgo -en ningún momento- su seguridad»

Tatiana Zapata, ejecutiva comercial de Blintech Security, afirma que «aunque muchas personas todavía consideran que el blindaje es un asunto exclusivo para políticos, ejecutivos de grandes empresas o personas del ámbito de la farándula, estas creencias se vienen desmitificando a medida que el blindaje automotriz se ha convertido últimamente en un plus importante para garantizar la protección y la seguridad».

Estas declaraciones coinciden con la percepción que comparten algunos medellinenses, quienes en muchos casos han visto y han padecido de primera mano el incremento en los índices de criminalidad en la ciudad.

PODRÍA INTERESARTE: Los vehículos más robados en Medellín

Según estadísticas, en el departamento d Antioquia la ciudad con el indicador más alto en robo de vehículos  fue Medellín (con 428 unidades hurtadas en 2017). Seguida de Bello (80), Itagüí (48), Caldas (18) y Envigado (17). De los diez municipios donde más hurtaron carros, ocho están en el Valle de Aburrá. Los otros dos son Marinilla y Rionegro.

Cifras como estas contrastan notablemente con el incremento en el número de personas que buscan obtener un mayor nivel de protección y seguridad al movilizarse dentro de la ciudad. Por esto, y atendiendo a una demanda mayor, algunas empresas como Blintech Security, han optado por ofrecer a sus clientes oportunidades de financiamiento y diversas alternativas que les permitan no sólo desmitificar algunos de los prejuicios más populares frente al tema, sino también acceder a un nivel de protección al alcance de sus posibilidades.